¿Así o más ridículo?.. Ya para de avergonzar al país AMLO.

Imagen de @Sr0dioso


Lo que nos faltaba.

Que un viejito senil que representa a México -que vergüenza- le pide al gobierno Español y al Papa que "se disculpen por las atrocidades respectivamente cometidas en contra de los antiguos pobladores de México en las épocas de la conquista hace 500 años".

Xiaomi me volvió a patrañar. ¡Estúpida mercadotecnia!

Imagen de Amazon.
No conforme con la tomada de pelo que Xiami me hizo con el Amazfit Bit, volví a caer en sus garras y volví a comprar otro de sus productos creyendo que era mejor, y pues no. Es más de lo mismo.

A estas alturas del partido todo mundo sabe ya que compré uno de sus "relojes inteligentes" por impulso, sin pensar.

Según yo, la compra del Xiaomi Mi A2 fue lo más razonada posible, pues quería cambiar el ZTE Blade V8 SE que usé hasta hace pocos días. Este terminal es de prestaciones modestas: tiene un procesador snapdragon de la serie 400 -no recuerdo el modelo exacto-, 2 MB de RAM y 16 GB de almacenamiento interno. (No ahondaré más en especificaciones técnicas de esta aparato o del de Xiaomi, pues no es la intención de éste blog y seguro en internet existen otros tipos de canales especializados. Solo te relataré mi experiencia.)

Beat utiliza un algoritmo parecido al de Google, en donde te manda al chofer que le conviene.

Imagen de Google Play.
Esta es una teoría mía. NO tengo/poseo información irrefutable o más allá de la duda razonable que me respalde. Solo es mi punto de vista.

Amazfit Bip: Cuatro semanas de uso de este "smart watch". Mi opinión.

Imagen de Amazon
Primero lo primero.

Debo confesar que compré este reloj por impulso y gracias a los videos de varios usuarios españoles ensalzándolo. Me arrepiento de haberlo adquirido, pues el término "smat watch" le viene grande.

Me costó $1,545.00 pesos en Amazon México y la entrega fue realizada en 24 horas. Con respecto al proceso de venta/entrega, no tengo problema.

¿Qué tanto miedo te puede dar al abordar un taxi libre en Ciudad de México?

Image by StockSnap on Pixabay 
La respuesta corta es: "mucho".

Pues resulta ser que el pasado sábado tuve necesidad de abordar uno de los tantos taxis libres que circulan en Ciudad de México. No recuerdo la marca del auto (creo que era un Volkswagen), pero por fuera se veía arreglado y limpio, no como las chatarras ambulantes que desgraciadamente vemos aún circular.

Me empezó a dar mala espina en cuanto lo abordé.